La vendimia

Hace dos semanas, me llamó mi marido el viernes por la mañana para preguntarme si me apetecía que nos fuésemos a la bodega de su amigo Álvaro al día siguiente, ya que iba a tener lugar la fiesta de la vendimia. Mi primer pensamiento fue: planazo para los niños, al aire libre, naturaleza, y aprender además que las cosas no llegan al supermercado así, sin más. Mi segundo pensamiento fue, ummmm, este fin de semana viene a visitarnos mi madre. ¿Querrá ir? Pues puedo deciros que creo que fue la que mejor se lo pasó y la que más vendimió. Y sus nietos, encantados de compartir con ella la experiencia._MG_4496La bodega se encuentra en las estribaciones de la sierra de Gredos, muy cerca del Pantano de San Juan. (Os reconozco que no conocía la zona y me he quedado con ganas de más. Será una estupenda excursión cuando vuelva la primavera) Nada más llegar, Álvaro y su familia estuvieron enseñándonos la finca y explicándonos en que iba a consistir nuestro “trabajo”, vendimiar la variedad de Merlot. No sé los vuestros, pero mis hijos con unas tijeras, un cubo y cientos de racimos por cortar, felices cual perdices.

_MG_4442_MG_4443_MG_4463_MG_4479

Y todo el trajín de coger el racimo, cortarlo, llenar el cubo, volcarlo en cestas más grandes cuando estuviese lleno, el tractor, que si te robo unos racimos… Además rodeados de otros niños con lo que muy pronto empezaron a jugar. Estuvieron la mar de entretenidos toda la mañana, mientras su abuela les iba ayudando a que no quedase ni una sola uva por recoger. Hubo alguno que trabajó más que otro, todo hay que decirlo. Tengo muchas fotos de Mateo charlando con la gente y organizando la recogida, pero pocas vendimiando.

_MG_4476_MG_4489_MG_4512_MG_4520Y sin embargo Julia se lo tomó muy en serio. A ella todo lo que tenga que ver con la naturaleza, el campo y los animales le encanta. _MG_4534_MG_4562

Después de este arduo trabajo, la familia de Álvaro nos tenía preparado un cocido delicioso, que nos hizo entrar en calor enseguida. Por supuesto acompañado de sus vinos “Los Toros de Guisando” ¡Tenéis que probarlos! No es que sea ninguna experta, pero si que me gusta tomarme una copita de vez en cuando y éstos están realmente buenos. En resumen, un día estupendo, al aire libre y en compañía de su abuela. Repetiremos seguro.

¡Espero que tengáis feliz semana!

Compártelo

6 pensamientos en “La vendimia

  1. Unas fotos preciosas, unos niños ideales y como les llevas me chifla!!! Estoy deseando que coincidamos en Cantabria para hacer planes y un post bonito, bonito de la zona. Te mando un wassap para vernos esta semana

    • Pues la verdad que sí Jen. Lo primero porque el viñedo era realmente bonito. Y lo segundo era el buen ambiente que reinaba entre los que participábamos ese día. Había mucha familia con niños y sentarse luego juntos a comer fue el colofón de un día muy divertido. Muchas gracias por pasarte por el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *