Escapada a París

bici

Pues ya estamos de vuelta. París cumplió con todas las expectativas e incluso las superó. Caí rendida a sus pies nada más llegar, y en ese estado de enamoramiento seguí el resto de los días. Aunque hizo un frío horroroso, la verdad es que el tiempo fue benevolente con nosotros, y aparte de una esporádica nevada, vimos asomar el solecito por momentos.

París

Por supuesto, en esos cinco días no nos ha dado tiempo más que a ver una pequeña parte de la ciudad, pero la hemos disfrutado mucho. He echado muchísimo de menos a mis peques (a veces la visión de algún niño pequeño me hacía acordarme inmediatamente de los míos y las ganas de abrazarles en ese instante me mataban) pero reconozco que ha sido maravilloso poder hacer este viaje solos, a nuestro aire, sin estar pendientes de horarios o necesidades infantiles. Hemos podido pasear durante horas (para nosotros, la mejor forma de conocer una ciudad), entrar en tiendas (de alguna os hablaré pronto) o galerías, sentarnos en las terrazas de los cafés a ver deambular a la gente o cenar tranquilos, conversando de mil cosas. Creo que los que sois padres me entenderéis perfectamente.

París

Llevábamos dos guías, y mi marido, que es super apañao, llevaba en el teléfono ficheros con los mapas de metro y algunas de las principales líneas de autobús. Pocos días antes del viaje, buscando algo de información, encontré un blog super recomendable, Cómo sobrevivir en París. Lo escribe Celia Pinedo, una estudiante erasmus que se ha propuesto mostrar los lugares con más encanto de la ciudad. ¡Y lo consigue! Pero además tiene algunos post super prácticos, como por ejemplo, 4 días de turismo en París, dónde cenar en París o dónde tomarte un delicioso brunch. De verdad, que os invito a seguirla si estáis planeando un viaje a la capital francesa, porque el blog de Celia es una maravilla. Desde aquí quiero darle las gracias, porque sin conocerme de nada, me facilitó las direcciones de tiendas de decoración chulísimas, como Bonton o Fleux, en las que literalmente me volví loca.

París

En resumen, un viaje increíble. No me extraña que digan que es la ciudad más bonita del mundo. Yo me quedo con el Marais y la Place de Vosges, con los crepes de Nutella, poder ver el Desayuno en la Hierba de Manet, los paseos a la orilla del Sena, la Île Sant Louis, el mercado de las flores (envidia de la variedad y los precios), Saint-Germain, la Rue Lepic, Merci, los macarons, las fromageries, Shakespeare&Co… podría pasarme horas. Tanto es así, que ya estamos planeando otra visita con Mateo y Julia dentro de uno o dos años. Combinado con algunos días en Eurodisney, creo que puede ser un viaje familiar perfecto.

Os dejo con la canción que me he pasado tarareando todo el viaje, pero en la versión de mi adorada Melody Gardot.

4 pensamientos en “Escapada a París

  1. De nuevo, de verdad, gracias a ti porque no sabes la ilusión que me hace ver que gusta lo que estoy haciendo!! A mí tampoco me extraña que digan de París que es la ciudad más bonita del mundo, es preciosa… una ciudad para perderte por toooooodas sus calles… bueno, creo que se nota que estoy loooooooca perdida por ella jajaja!!! un beso!!

  2. Justo hace un año estaba en Paris. Mi marido me regaló una escapada para celebrar mi 40cumpleaños. Tus fotos me han trasportado de nuevo a esos días. Por cierto unas fotos maravillosas. Gracias por compartirlas. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *