Doméstico, la compañía del hogar

Cuánto tiempo hace que no os contaba nada. En parte, ha sido algo premeditado, en junio decidí tomarme las cosas con más calma y pasar más tiempo con mis peques. Luego la mudanza (y lo que me queda), las vacaciones, etc, han hecho que el blog haya estado más callado que de costumbre. Pero hoy vuelvo para contaros uno de los planes que más he disfrutado este verano en Santander: el Patiochico de Doméstico, la compañía del hogar.

domestico_santander1

Hace aproximadamente un año, subía medio corriendo la cuesta de Lope de Vega, porque era noche de chicas y había quedado con mis amigas para tomarnos unos mojitos de fresa en La Escondida. De repente, en la otra acera, vi a una chica que se afanaba en colocar lo que, desde varios metros de distancia,  me pareció un escaparate irresistible. Así que en un impulso, tuve que cruzar la calle para descubrir LA TIENDA, Doméstico. Era justo la noche antes de su inauguración. y su propietaria, María Arancil, debió asustarse un poquito ante la loca que pegaba la nariz en su cristalera, intentando no dar gritos de emoción ante lo que veía. A los dos días, volví de nuevo para descubrir el proyecto de esta joven arquitecta, que después de trabajar en Madrid y viajar por todo el mundo, decidió volver a sus raíces y abrir un estudio de Arquitectura y su propia tienda, para acercar su trabajo a través de pequeños objetos del hogar en un espacio muy singular, fruto de una preciosa restauración. IMG_2502IMG_2508IMG_2513IMG_2207IMG_2211IMG_2206

Para mí se ha convertido en visita obligada en cuanto llego a Santander. Me encanta pasarme por allí para charlar con María y ver todas las novedades que va incorporando a la tienda.Y de esta manera poder ver muchas de los productos que tengo “fichados” en blogs internacionales de decoración o conocer nuevas marcas que María descubre a través de sus viajes. Y si estoy en Madrid, siempre me queda el recurso de pasarme por su recién inaugurada tienda online. Pero además este verano, María ha abierto el Patiochico, un espacio al que se accede a través de la tienda, y que ha servido para relajadas tardes con amigos, tomándonos una deliciosa limonada del gastrocorner de Doméstico o leyendo publicaciones y revistas de decoración de diferentes países.

IMG_2549IMG_2521IMG_2533IMG_2536IMG_2540IMG_2597IMG_2589Así que aquí tenéis mi primera recomendación para todos aquellos que me habéis preguntado por sitios especiales en Santander. Detrás de Doméstico vais a encontrar el sueño de una emprendedora, decidida a llenar nuestras casas de diseño y de cosas bonitas. Una selección personal de productos únicos, bellos, diferentes y originales que María busca con todo el cariño para sorprender a la clientela de esta Concept Store. ¡No os la podéis perder!

 

Currently loving… yellow!

En mi familia saben que yo era una persona muy de etapas, o más bien, muy de obsesiones. Cuando me daba por una cosa era horrible, porque me obsesionaba con ello y no podía centrarme en nada más. Me pasó con algunos discos, como por ejemplo el Mellon Collie and the Infinite Sadness de Los Smashing Pumpkins, que podía oir mil veces a lo largo del día. O cuando me dio por el punto de cruz y me quedaba hasta las 4 de la mañana borda que te borda. O la temporada en que iba vestida con camisetas de las Supernenas y bolsos de Pucca para desesperación de mi madre. Como veis, obsesiones de lo más dispares, pero cuyo común denominador era la intensidad con que las vivía. El paso del tiempo consiguió hacerme una persona mucho más centrada, con sus pequeñas locuras controladas. Pero sigo viendo en mí atisbos de aquella adolescente cuando descubro por ejemplo que en mis fotos y en mi vida diaria se ha colado el color amarillo. amarilloamarillo_dagligamarillo 3amarillo 5amarillo 6

Ya sea en la ropa que les compro a Mateo y Julia, como ese chubasquero de Zara que me enamoró en cuanto lo vi, o en los complementos en los que me fijo para mi casa. ¡Incluso en las flores! En la floristería a la que suelo acudir no se creían que estuviese pidiendo mimosa y ranúnculos amarillos. Será que el invierno ha sido especialmente gris o que ya tenemos muchas ganas de luz y días más largos. Será que buscamos colores vibrantes que nos trasmitan energía y positivismo, pero el amarillo es tendencia (sólo hay que mirar los lookbooks de la nueva temporada) y a mí me encanta.

Espero que tengáis un feliz fin de semana ahora que por fin ha salido el sol.

 

 

 

 

El sol y la Luna, una tienda encantadora

Hace casi un mes os enseñaba una foto en Instagram de una de mis tiendas favoritas del mundo mundial. Muchos me preguntásteis por ella, así que hoy quería mostraros la cantidad de cosas bonitas que podéis encontrar allí.

12_MG_89524La tienda se llama El Sol y la Luna y está situada en Torrelavega (también existe otra en el centro comercial Valle Real) Yo la descubrí gracias a mi hermana, que se acababa de mudar a vivir allí. Por aquella época andaba como loca buscando las vajillas de Green Gate, que veía en mis blogs nórdicos de decoración favoritos. Había buscado en muchos sitios, así que imaginad mi sorpresa al entrar en la tienda y ver todas las colecciones de esta marca allí expuestas. Mi hermana jura que hasta hiperventilé. Pero no sólo encontré Green Gate, si no muchas de las marcas con las que llevaba soñando hacía meses, como Pomax o Lexington.

_MG_897578

Mi familia sabe que si voy a El Sol y la Luna, necesito muchooooooooooo tiempo. Me encanta entrar en la tienda, ver todas las novedades y especialmente, darme un paseo por ella, y comprobar con qué gusto y delicadeza están colocados todos los objetos. Son auténticos bodegones. Su dueño, Roberto, junto con sus hermana Blanca, viaja todos los años a las principales ferias europeas, siempre en busca de auténticas preciosidades._MG_8978¿Y sabéis cómo empezó todo? Pues hace 18 años Roberto abrió una pequeña tienda para vender los productos artesanales que realizaba personalmente. De hecho, el origen de todo fueron unos lapiceros de tronco de avellano. Fijaos a dónde puede llevar el tesón y la ilusión por seguir un sueño. No os la perdáis si pasáis por Cantabria. Y para los que estáis lejos, os dejo el enlace de su tienda online. Como veréis, podréis encontrar de todo, desde menaje hasta ropa de cama, lámparas de estilo industrial, todo tipo de aromas, artículos de papelería, preciosos muebles… En resumen, una tienda para perderse y encontrar esos detallles que hacen un hogar de nuestra casa. Espero que os guste.

Junio

collage junioJunio ha sido un mes intenso, de esos en los que pareces ir con la lengua fuera toda la semana. A principios de mes tuvimos el Festival del cole. No sé las veces que ensayamos en casa los respectivos bailes (un poco más y salgo yo al escenario…) También tuvo Mateo su exhibición de judo y consiguió el cinturón blanco-amarillo. Además celebramos su graduación, ya que el año que viene pasa a primaria. Julia terminó su primer año escolar y aunque quedan cosas por mejorar, se ha adaptado muy bien y le gusta mucho su cole. Miro hacia atrás y tengo la sensación de que este mes hemos acumulado eventos. Pero al final hemos conseguido superar todos los obstáculos y ya estamos de vacaciones escolares. Ha llegado el mes de julio y en unos días nos vamos con la familia, a disfrutar de un poco de fresquito (pero no demasiado, ¿eh?) Los veranos en el norte son diferentes, pero también tienen su punto. A Mateo y Julia les esperan días de playa de arena dorada y agua “congelada”, búsqueda de cangrejos entre las rocas, excursiones al Puntal en barco, helados en el Paseo Pereda, viajes en el Carrusel, un picnic en Cabárceno, muchos juegos con su primo y un montón de actividades aún por concretar. Y por supuesto, todos los mimos del mundo. ¡Bienvenido Julio!