Flores

_MG_5983Una de las cosas que más envidia me dio cuando estuve en París, es que podías encontrar una floristería casi en cada esquina, con mil variedades de flores y encima a unos precios increíbles. Así que me propuse comprar flores para mi casa de vez en cuando y la verdad es que ahora “caigo” casi todas las semanas. Es que son tan bonitas (y tan simpáticas y amables… se dejan hacer mil fotos sin una protesta y no hay que sobornales con gusanitos)_MG_5033

_MG_4669

_MG_4310_MG_6691Pero si realmente queréis ver unas fotos espléndidas os dejo el enlace de la página de Amy Merrik, estilista floral a la que descubrí a través del último número de la revista Kinfolk Magazine. ¿Pueden sus fotos ser más bellas? ♥♥♥

101-amy-merrick6928637916_78be85cd67_b112-amy-merrick00044-amy-merrick 00033-amy-merrickEspero que las disfrutéis. ¡Buena semana!

París

7ea0f6c5f663d7c3d9df74f64fe29a06

¡Me voy a París! ¡cinco días! ¡con el padre de las criaturas! ¡solos! Creo que con estas cuatro exclamaciones entenderéis lo emocionada que estoy. El día 1 de enero mi marido me sorprendió con este regalo tan especial. Niños “colocados” con la familia y hotel reservado (diseñado además por Philippe Starck) Nunca he estado en la capital francesa, así que ando todavía en estado de shock, con las maletas sin terminar y miles de planes bullendo en mi cabeza. Anoche estuve cenando con mis amigas, quienes estuvieron recomendándome por dónde callejear, esa tiendecita que me va a volver loca, un paseo por el canal de San Martin, dónde comerme el mejor crepe… en fin, esas cosas que no salen en las guías y que saben que me encantan. Espero traer muchas fotos y disfrutar estos días en una de las ciudades más bonitas del mundo. Mientras, me voy “inspirando” con este post de Álvaro Sanz ¿Le conocéis? Fue mi “profesor” en el curso de Poesía en la Ciudad, sólo durante unas horas y la verdad es que me encantó su capacidad de comunicar y de inspirar. Creo que nunca he escuchado una clase técnica de fotografía más resumida y acertada que la suya, de pie, en medio de una acera. Pero sobre todo me gusta su capacidad para trasmitir el amor y la pasión que siente por la fotografía. No sé cuándo ni dónde, pero algún día asistiré a uno de sus maravillosos cursos.

¡Nos vemos a la vuelta!

La bicicleta Vermella.

Me compré mi cámara réflex al nacer mi hijo Mateo. En realidad, se la regalé a mi marido, pero soy yo quién la uso. (Algo así como aquel episodio de los Simpson en que Homer le regala a Marge una bola para jugar a los bolos…)  La fotografía siempre me ha gustado, estudié Historia del Arte y desde la adolescencia es una disciplina artística que me ha fascinado. El caso es que hasta junio del año pasado, disparaba en automático. Luego editaba con algún programa como Picmonkey y así me iba apañando. Pero estaba deseando ir un paso más allá y no veía cómo. Hasta que di con el blog de La bicicleta Vermella y me quedé embobada con sus maravillosas fotos. Ese mismo día me apunté junto con dos de mis hermanas a su curso de Photo y Ps y sin duda, es uno de esos impulsos que tengo de vez en cuando de los que estoy más satifecha. Eva Ruiz, la “profe”, consiguió que mis fotos subiesen de nivel, le perdiese el miedo al modo manual y especialmente al Photoshop. El curso me enseñó a pensar en imágenes, pero sobre todo, fue estupendo buscar tiempo para mí,  para dedicarme a algo que realmente me apasiona y poder aprender.

_MG_3085_MG_3588

tarta_MG_3657_MG_3888Así que os animo a apuntaros a alguno de sus talleres online porque son divertidos, amenos, inspiradores y además aprendes de verdad y casi sin darte cuenta aquellas cuestiones técnicas que necesitas para mejorar tus fotos. Os dejo el enlace para que comprobéis todas las  opciones de cursos  que os ofrece Eva

Febrero

 

FebreroAcaba el segundo mes del año y éste podría ser nuestro resumen. El mes en que Mateo por fin se ha soltado a leer y vamos por la calle intentando descifrar cada cartel que nos encontramos. El mes en que por fin tengo mi rincón para trabajar gracias a la mesa que compramos en Mundanal. El mes en que por fin, por fin, he conseguido que floreciesen algunos de los bulbos que guardamos la primavera pasada. Ha sido un buen mes. Marzo además promete ser muy intenso, con un curso fotográfico de mi admirada Jackie Rueda y un ansiado viaje a París ♥. ¡Allá vamos!